Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_Insomnio-Infantil_social_picture
  • Accede a esta batería de evaluación neuropsicológica Insomnio Infantil

  • Explora y ayuda a corregir las funciones cerebrales implicadas en el sueño

  • Contribuye a combatir los problemas de sueño de tu hijo. ¡Pruébalo!

loading

Estimulación neurocognitiva para ayudar a tratar las redes neuronales implicadas en el insomnio en niños

Mi hijo tiene insomnio ¿Qué puedo hacer? La estimulación neurocognitiva puede ser una ayuda para superar los problemas de sueño que se producen en la infancia. Rigurosos estudios científicos han probado que el programa de estimulación cerebral de CogniFit es un tratamiento no farmacológico que contribuye a minimizar los problemas de insomnio. Cada vez lo recomiendan más profesionales porque al potenciar diversas habilidades cerebrales se puede llegar a modificar la arquitectura del sueño y reducir los problemas de los niños para dormir, ayudando a vencer los trastornos del sueño e insomnio infantil.

Estos ejercicios clínicos han sido diseñados por un equipo de neurólogos que investiga los trastornos del sueño infantil. Aplican los últimos descubrimientos sobre el cerebro a sencillas y divertidas tareas mentales dirigidas a potenciar la plasticidad cerebral y minimizar los problemas para dormir que experimentan los más pequeños y tratar el insomnio en adultos. Para una óptima intervención, únicamente es necesario practicar estos ejercicios 20 minutos 2-3 veces por semana.

Algunos niños con insomnio pueden padecer hiperactividad, TDAH, dislexia, discalculia, etc… Esta asociación se debe a que estos trastornos comparten algunos mecanismos neurobiológicos y déficits estructurales ubicados en la corteza prefrontal del cerebro. Un área sobre el que trabaja CogniFit y que desempeña un papel fundamental en el control de la atención, regulación de la vigilia y el sueño y también el propio estado de ánimo.

Reeducar al cerebro y comportar cambios de conducta es fundamental para mejorar la calidad de sueño y descanso de los niños. La estimulación cognitiva puede ser aplicada en todos los niños con problemas para dormir, a excepción de los que tengan una discapacidad grave que les impida cumplir el programa.

CogniFit Insomnio Infantil actúa sobre las siguientes áreas:

  • Latencia del sueño:El tiempo que transcurre hasta que el niño se duerme.
  • Eficiencia del sueño: El tiempo que el niño permanece dormido.

Tecnología CogniFit

Científicamente validada

Programa para niños con problemas de sueño

Evaluación Neuropsicológica Insomnio Niños 1

Diagnóstico cognitivo completo: A través de entretenidos juegos el programa evalúa con máxima sensibilidad la función cognitiva del pequeño

Estimulación Neuropsicológica Insomnio Niños2

Ejercicios de intervención profesional: Estimulación de los dominios cerebrales implicados en el insomnio infantil. Batería de actividades y juegos neurocientíficos.

Rehabilitación Insomnio Niños 3

Rehabilitación monitorizada: Sofisticados algoritmos identifican las alteraciones y fallos, recogen la progresión del niño, sus resultados y avances.

Trastorno del sueño en niños, tratamiento

Antes de administrar cualquier tratamiento contra el insomnio infantil es muy importante que consultes al médico o pediatra para descartar que el trastorno de sueño que sufre el niño se deba a una patología orgánica o neurológica más seria que deberá ser tratada específicamente por un profesional.

Tratar y combatir los problemas de sueño en niños cuando estos están causados por malos hábitos de sueño, estrés, sobreexcitación o problemas de conducta no siempre es algo sencillo. Muchas veces el éxito del tratamiento para el insomnio infantil reside en que el propio niño aprenda a dormirse solo y en recuperar una buena higiene del sueño. Para ello es importante que el pequeño interiorice unas pautas que pueda llegar a repetir él solo si se despierta a media noche.

Nunca se debe administrar un tratamiento farmacológico sin consultar antes con un profesional, sobre todo en el caso de los niños. Las pastillas para dormir acarrean ciertos riesgos y muchas veces no actúan sobre la propia raíz del problema. Si queremos combatir los problemas de insomnio infantil causados por malos hábitos y superar la disfunción del sueño que sufre el pequeño, nuestras acciones deberán ir enfocadas en reeducar el cerebro y readecuar los hábitos del sueño del niño.

Los padres pueden hacer mucho para ayudar a sus hijos a superar sus dificultades para dormir y lograr que alcancen ese sueño profundo y reparador que tanto necesitan para crecer y desarrollarse sanos y fuertes. El cerebro del pequeño se regenera durante el sueño y procesa los conocimientos adquiridos a lo largo del día, por eso, disfrutar de una adecuada calidad de sueño infantil es muy importante.

Tratamiento Insomnio en Niños

¿Qué podemos hacer en casa para tratar el insomnio infantil y combatir los problemas para dormir que experimenta el niño?

  • Establece rutinas: Es importante mantener pautas de sueño, seguir siempre los mismos pasos y a las mismas horas, y evitar que estas rutinas con cambien aleatoriamente. Este proceso basado en técnicas conductuales es importante para ajustar el reloj biológico, marcar sus ritmos vitales y establecer el control del sueño del niño.
  • Una cena ligera: Prepara una cena que sea fácil de digerir. Intenta evitar en estas horas alimentos con azúcar porque pueden sobreexcitar al pequeño. Tampoco se deben consumir alimentos que contengan cafeína como el café, té, o coca cola.
  • No es recomendable jugar antes de acostarlo: Los juegos pueden crearle sobreexcitación.
  • Acuéstale pronto: Es recomendable que los niños duerman entre 9 y 10 horas diarias, por lo que acuéstale pronto. Las 20:00h es una buena hora para que un niño ya esté acostado.
  • Pon al niño en su cama con algún objeto que le guste y pueda mantener toda la noche junto a él: De esta forma, conseguiremos que asocie esos determinados objetos con el sueño. Conforta a tu hijo hasta que esté tranquilo en su cama.
  • Le puedes leer un cuento con luz o ambiente muy tenue: Prepárale para dormir, habla en tono muy bajito y tranquilo para que el pequeño se relaje. Evita siempre la sobreexcitación. Cuando notes que está cómodo sal de la habitación.
  • Asegúrate de que la habitación está oscura y tranquila: Mantener la oscuridad de la habitación es muy importante para combatir el insomnio infantil. El reloj biológico se ve influenciado por las condiciones medioambientales, cuando hay oscuridad nuestro cerebro segrega sustancias que fomentan el sueño mientras que con condiciones de luz se fomenta la actividad y se inhibe el sueño.
  • En el caso de que empiece a llorar, no vuelvas inmediatamente: Deja que pasen unos minutos para entrar a su habitación a calmarle y cuando esté tranquilo vuelve a dejarle solo. Este proceso se puede repetir varias veces en una noche, pero hay que ser persistente y evitar siempre sacarle de la cama, cada vez que tu hijo llore tarda un poco más en volver.
  • Intenta no enfadarte ni presentar frustración: Se requiere paciencia, pero es importante llevar a cabo una rutina estricta para que el niño aprenda a quedarse dormido solo. Si se levanta de la cama, acuéstale sin enfrentamientos.
  • La estimulación neurocognitiva de CogniFit puede ser una ayuda efectiva contra el insomnio infantil: Este tratamiento no farmacológico está dirigido a trabajar las redes de conexiones neuronales implicadas en el sueño y contribuye a potenciar diversas habilidades cerebrales relacionadas con el sueño. Al modificar la arquitectura de sueño se puede llegar a reducir los problemas de los niños para dormir.

Causas de insomnio en niños

¿Cuales son las posibles causas de los problemas de sueño en el niño? Algunas veces el insomnio infantil puede estar causado por un problema médico, por eso es importante acudir a un pediatra o especialista para que establezca un diagnóstico adecuado. Las causas conductuales y psicológicas de los problemas de sueño infantil más frecuentes son las siguientes:

  • Causas de insomnio infantil por malos hábitos de sueño: La iniciación del sueño y la capacidad para mantenerlo suele estar marcado por una serie de circunstancias biológicas y también por conductas aprendidas. Es decir, el organismo tiene que estar listo para el sueño, y para inducirlo a este estado es importante que se establezcan una serie rituales o conductas específicas en los momentos previos a ir a dormir. Algunas veces los problemas de insomnio infantil se presentan en mitad de la noche, es importante que el pequeño tenga interiorizado una serie de mecanismos que le ayuden a tranquilizarse y a conciliar el sueño de forma autónoma.
  • Causas de insomnio infantil por estrés o ansiedad: El desarrollo infantil necesita de una rutina, el niño puede sentirse inseguro porque tiene problemas familiares, ansiedad de separación o miedos infantiles. Este tipo de insomnio suele aparecer de forma repentina, puede ser transitorio producido por factores de tipo personal, familiar o social. En estas circunstancias los niños muestran su ansiedad cambiando su conducta y resistiéndose a dormir. También pueden hacerlo si han tenido un día lleno de emociones, ya que dormir significaría dejar de hacer las cosas con las que estaban disfrutando. Los temores nocturnos del niño también pueden ser un problema, en este caso hay que apoyarle y dialogar con él sobre sus miedos. Normalmente en estos casos el tratamiento va mas dirigido a solucionar el problema que causa la ansiedad, o a enseñar al niño a sobrellevarlo.

Además de estos los problemas de conducta, también existen otras causas, derivadas de problemas médicos que hacen que los niños no puedan dormir. Las alergias pueden fragmentan el sueño, mientras que la otitis, cólicos y otros dolores, pueden interrumpirlo. La apnea infantil o enuresis (micción involuntaria) pueden ser otras causas de insomnio infantil. Por eso es importante acudir a un médico para que establezca un diagnóstico.

Causas del insomnio en niños

Consecuencias del insomnio infantil

¿Qué consecuencias tiene el insomnio infantil? Si el insomnio se da a una edad temprana, las consecuencias que tiene para la salud física y mental tienden a agravarse. Además, una persona que tiene insomnio cuando es joven, tiene más probabilidades de sufrirlo en la edad adulta.

Por otra parte, el niño se sentirá fatigado habitualmente y rendirá menos en la escuela, también estará muy irritable y tendrá constantes cambios de humor, lo que provocará que tenga más posibilidades de depresión cuando sea un adulto o un adolescente.

El insomnio prologando acarrea consecuencias tanto físicas como psicológicas para los pequeños por eso es importante abordarlo cuanto antes y consultar con un especialista para obtener la ayuda y herramientas adecuadas.

Consecuencias del insomnio infantil

Terror nocturno e insomnio infantil

Muchos niños padecen terrores nocturnos. Durante estos episodios, se sientan en la cama de forma brusca y empiezan a llorar y a gritar, mostrando signos de pánico y ansiedad. Al contrario que en las pesadillas, los que los sufren no se despiertan con facilidad aunque otros intenten sacarle del trance. Si al final consiguen despertarse, se encuentran confusos y desorientados, sin recordar lo que ha pasado.

Que un niño padezca terrores nocturnos no significa que tenga que tener trastornos mentales o psicológicos. Estos episodios pueden darse por fatiga o por tensión emocional y los sucesos traumáticos recientes como la pérdida de un familiar o de un ser querido también influyen. Por último, los factores genéticos y hereditarios también pueden desencadenarlos.

Para poder manejar los terrores nocturnos es necesario esperar a que sigan su curso natural, pero siempre bajo supervisión. Es importante considerar cómo es el comportamiento del niño mientras está despierto. Si ve que hay problemas externos que puedan influir en el niño, trate de solucionarlos o consulte a un profesional.

Existen técnicas como los ejercicios de relajación que pueden enseñar al niño a hacer frente a los sueños que le causan ansiedad.

Terror nocturno e insomnio en niños

Insomnio en niños con hiperactividad

Para comprender la relación entre los problemas de sueño en niños y el TDAH es importante señalar que existe un vínculo bidireccional entre estos dos trastornos. La psicopatología del TDAH y la regulación del ciclo vigilia – sueño comparten mecanismos neurobiológicos: Un déficit estructural en la corteza prefrontal cerebro, que es la zona específica que se encarga de controlar la atención y regular el sueño. Por eso, gran parte de los ejercicios de clínicos de estimulación cognitiva de CogniFit se centran en trabajar las redes de conexiones neuronales que comporta este módulo cerebral.

Existe una alta prevalencia de alteraciones del sueño en niños con hiperactividad. Los niños con TDAH suelen presentar patrones de sueño inestables, dificultades para conciliar el sueño, despertares nocturnos y piernas inquietas o movimientos bruscos mientras duermen. Estos episodios impiden que el cerebro del pequeño se regenere correctamente.

El insomnio infantil, en vez de provocar somnolencia y cansancio ocasionará dificultades para focalizar la atención, problemas de concentración, de aprendizaje, de control de los impulsos, de autoregulación de la emoción, de interiorización del lenguaje, dificultades en la memoria de trabajo y en las funciones ejecutivas. Por tanto, si este trastorno no se trata con las herramientas específicas, retroalimentará el TDAH y viceversa. Una vez más, el programa de estimulación neurocognitiva de CogniFit puede ser una ayuda eficaz para evaluar y tratar el insomnio en niños con hiperactividad.

Insomnio en niños con hiperactividad

Referencias

Shatil E, A Metzer, Horvitz O, Miller R. - Basado en el entrenamiento personalizado cognitivo en el hogar de pacientes con EM: Un estudio de la adherencia y el rendimiento cognitivo - Neurorehabilitación 2010; 26:143-53.

Peretz C, AD Korczyn, E Shatil, V Aharonson, Birnboim S, N. Giladi - Basado en un Programa Informático, Entrenamiento Cognitivo Personalizado versus Juegos de Ordenador Clásicos: Un Estudio Aleatorizado, Doble Ciego, Prospectivo de la Estimulación Cognitiva - Neuroepidemiología 2011; 36:91-9.

Shatil E (2013). ¿El entrenamiento cognitivo y la actividad física combinados mejoran las capacidades cognitivas más que cada uno por separado? Un ensayo controlado de cuatro condiciones aleatorias entre adultos sanos. Front. Aging Neurosci. 5:8. doi: 10.3389/fnagi.2013.00008

Thompson HJ, Demiris G, Rue T, Shatil E, Wilamowska K, Zaslavsky O, Reeder B. - Telemedicine Journal and E-health Date and Volume: 2011 Dec;17(10):794-800. Epub 2011 Oct 19.

Preiss M, Shatil E, Cermakova R, Cimermannova D, Flesher I (2013), el Entrenamiento Cognitivo Personalizado en el Trastorno Unipolar y Bipolar: un estudio del funcionamiento cognitivo. Frontiers in Human Neuroscience doi: 10.3389/fnhum.2013.00108.

Cricco M1, Simonsick EM, Foley DJ. (2001) The impact of insomnia on cognitive functioning in older adults. J Am Geriatr Soc. 2001 Sep;49(9):1185-9.

Eddy Ives L-S, Ugarte Libano R. TDAH y trastornos del sueño. En: AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2011. Madrid: Exlibris Ediciones; 2011. p. 397-406.

Domínguez-Ortega, L. y De Vicente-Colombia, A. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad y alteraciones del sueño. Med Clin (Barc). 2006;126(13):500-6

Escribe tu dirección de correo electrónico