Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
Elige tu plataforma
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_PartesCerebro_social_picture

Partes del cerebro. Anatomía del cerebro

  • Accede a ejercicios clínicos de evaluación cerebral

  • Estimula múltiples áreas cerebrales

  • Ayuda a fortalecer las estructuras cerebrales implicadas en las principales habilidades cognitivas ¡Pruébalo!

loading

¿De qué partes se compone nuestro cerebro? El cerebro humano es uno de los órganos más complejos de nuestro cuerpo. Se compone de diversas partes o estructuras que realizan funciones diferentes y trabajan de forma coordinada y unitaria a través de las miles de conexiones que establecen entre ellos y con el resto del cuerpo. A continuación te mostramos una descripción de la estructura del cerebro, sus diferentes partes del cerebro humano y de las funciones que hace cada una de estas partes.

Estructura del cerebro

El Sistema Nervioso Central está formado por el encéfalo y por la médula espinal.

  • El encéfalo es la parte central del SNC que está encerrada y protegida dentro del cráneo.
  • La médula espinal es un largo cordón blanquecino localizado en el canal vertebral y que comunica el encéfalo con el resto del cuerpo. Actúa como una especie de autopista de información entre el encéfalo y el cuerpo, transmitiendo toda la información que le proporciona el cerebro al resto del cuerpo.

Podemos decir que el encéfalo de los humanos está dividido en tres “cerebros” diferenciados según su nivel de desarrollo filogenético:

EL ROMBENCÉFALO, O CEREBRO POSTERIOR: Es la estructura más antigua y menos evolucionada, presente en todas las especies vertebradas. La estructuración y la organización del cerebro posterior es la más sencilla. Es el encargado de regular las funciones básicas para la supervivencia y el control del movimiento. Lesiones en estas estructuras pueden conducir a la muerte o discapacidades graves. Está situado justo en la parte superior de la médula espinal, y está formado por varias estructuras:

  • El bulbo raquídeo: Ayuda a controlar las funciones automáticas como la respiración, de la presión sanguínea, el rítmo cardíaco, la digestión…etc.
  • La protuberancia anular o puente de varolio: Es la porción del tronco del encéfalo que se ubica entre el bulbo raquídeo y el mesencefálo. Tiene como función conectar la médula espinal y el bulbo raquídeo con las estructuras superiores de los hemisferios del córtex cerebral y/o con el cerebelo. Está implicado en el control de funciones automáticas del cuerpo y tiene un papel importante en los niveles de excitación (estado de alerta) y conciencia, y en la regulación del sueño.
  • el cerebelo: Se localiza debajo del cerebro y es la segunda estructura más grande del encéfalo. En el cerebelo se integra toda la información que llega de las vías sensitivas y motoras del cerebro, por lo que su función principal es la del control del movimiento. También ayuda a controlar la postura y el equilibrio, así como posibilita que la gente aprenda a moverse, a caminar, a ir en bicicleta… Daños en esta estructura suelen producir problemas de movimiento, coordinación y control postural, pero también provoca disfunciones en procesos cognitivos superiores con los que está conectado.

EL MESENCÉFALO O CEREBRO MEDIO: Es la estructura que une el cerebro posterior con el anterior, conduciendo los impulsos motores y sensitivos entre ellos. Su correcto funcionamiento es un pre-requisito para la experiencia consciente. Lesiones en este área del cerebro produce son los responsable de algunos trastornos del movimiento como temblores, rigidez, movimientos extraños…

EL PROSENCÉFALO O CEREBRO ANTERIOR: Se trata de la estructura del encéfalo más desarrollada, evolucionada y la que tiene una organización y complejidad más elevada. Consta de dos partes principales:

  • Diencéfalo: Se encuentra en el interior del cerebro. Está formado por estructuras tan importantes como el tálamo e hipotálamo.
  • Tálamo: Es como una estación de retransmisión del cerebro: transmite la mayoría de las señales sensoriales percibidas (auditivas, visuales y las del tacto) y permite que se procesen en otras partes del cerebro. También está implicado en el control motor.
  • Hipotálamo: Es una glándula situada en la zona central de la base del cerebro que tiene un papel muy importante en la regulación de las emociones y de otras muchas funciones corporales como el apetito, la sed y el sueño.
  • Telencéfalo o el “cerebrum”: Conocido informalmente como cerebro, que abarca todo el córtex cerebral (fina capa de tejido gris, arrugado en surcos y pliegues), el hipocampo y los ganglios basales.

Estructura del cerebro

Anatomía cerebral y sus funciones

En este apartado miraremos con más detenimiento la anatomía del cerebro o cerebrum y las funciones que están implicadas en cada parte.

LOS GANGLIOS BASALES: Son unas estructuras neuronales subcorticales que tienen como función iniciar e integrar el movimiento. Reciben información del córtex cerebral y del tronco del encéfalo, la procesan y la proyectan de nuevo al córtex, la medula y el tronco para permitir la coordinación del movimiento. Está formado de varias estructuras:

  • Núcleo caudado, es un núcleo en forma de C que está implicado en el control del movimiento voluntario, aunque también está involucrado en procesos de aprendizaje y memoria.
  • Putamen
  • Globo pálido
  • Amígdala, que desempeña un papel clave en las emociones, sobretodo en la del miedo. La amígdala ayuda a almacenar y clasificar los recuerdos cargados de emociones.

EL HIPOCAMPO: Es una pequeña estructura subcortical con forma de caballito de mar que juego un papel importantísimo en la formación de la memoria, tanto en la clasificación de la información como la memoria a largo plazo

EL CÓRTEX CEREBRAL: Es una fina capa de tejido gris que se pliega sobre sí misma formando una especie de protuberancias llamadas circunvoluciones que dan ese aspecto tan característico al cerebro. Las circunvoluciones están delimitadas por los surcos o cisuras cerebrales, y aquellas cisuras que son especialmente profundas se denominan fisuras. El córtex se divide en dos hemisferios, derecho e izquierdo, separados por la fisura interhemisférica y unidos por una estructura llamada cuerpo calloso que permite la transmisión de información entre ambos. Cada hemisferio controla un lado del cuerpo, pero los controles está invertidos: el hemisferio izquierdo controla el lado derecho del cuerpo y el hemisferio derecho controla el lado izquierdo. A este fenómeno se le ha llamado lateralización del cerebro.

CADA HEMISFERIO, A SU VEZ, ESTÁ DIVIDIDO EN 4 LÓBULOS: Estos lóbulos están delimitados por cuatro cisuras cerebrales (cisura central o de Rolando, cisura lateral o de Silvio, cisura parieto-occipital y la cisura cingular):

  • Lóbulo frontal: Es el lóbulo cerebral más grande del córtex. Está ubicado en la parte delantera, justo detrás de la frente. Se extiende desde la parte más anterior hasta la cisura de Rolando. Es el centro de mando y control de tu cerebro: el gran director de orquesta. Está involucrado en la planificación, el razonamiento y la resolución de problemas, el juicio y el control de impulsos, y también en la regulación de emociones, como la empatía y la generosidad, y la conducta.
  • Lóbulo temporal: Queda separado de los lóbulos frontal y parietal por la cisura de Silvio y los límites del lóbulo occidental. Interviene en el procesamiento auditivo y del lenguaje. También está implicado en las funciones de memoria y en la gestión de emociones.
  • Lóbulo parietal: Ocupa el área comprendida entre la cisura de rolando y la parte superior de la cisura parietooccipital. Está encargado de la integración de la información sensorial. Contribuye al procesamiento del dolor y del tacto entre otras cosas.
  • Lóbulo occipital: Está delimitado por los límites posteriores de los lóbulos parietal y temporal. Se ocupa principalmente de la visión. Es decir, procesa e interpreta todo lo que vemos. Analiza aspectos como la forma, el color y el movimiento para interpretar y sacar conclusiones de las imágenes visuales.
  • Algunos autores hablan de un quinto lóbulo, el límbico: El sistema límbico está formado por varias estructuras, entre ellas la amígdala, el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo, el cuerpo calloso entre otras. El sistema límbico gestiona las respuestas fisiológicas ante los estímulos emocionales. Se relaciona con la memoria, atención, emociones, instintos sexuales, personalidad y conducta.

Escribe tu dirección de correo electrónico