Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_STUDY-COGNITIVE-REMEDIATION-GAIT-SENIORS_social_picture

CogniFit ha mejorado la movilidad en personas mayores

Publicación científica sobre la movilidad y la reducción de caídas

  • Gestiona cómodamente los pacientes de las investigaciones desde la plataforma para investigadores

  • Evalúa y entrena hasta 23 habilidades cognitivas a los participantes de tu estudio

  • Comprueba y compara la evolución cognitiva de los participantes para los datos de tu estudio

loading

Nombre original: Effect of Cognitive Remediation on Gait in Sedentary Seniors.

Autores: Joe Verghese1, Jeannette Mahoney1,2, Anne F. Ambrose3, Cuiling Wang4 y Roee Holtzer1,2.

  • 1. Department of Neurology, Albert Einstein College of Medicine, Yeshiva University, Bronx, New York.
  • 2. Ferkauf School of Psychology, Yeshiva University, Bronx, New York.
  • 3. Department of Rehabilitation Medicine, Mt. Sinai Medical Center, New York.
  • 4. Department of Epidemiology and Population Health, Albert Einstein College of Medicine, Yeshiva University, Bronx, New York.

Revista: Journal of Gerontoly: MEDICAL SCIENCES (2010) 65A(12): 1338-1343.

Cita este artículo (formato APA):

  • Verghese, J., Mahoney, J., Ambrose, AF., Wang, C., & Holtzer, R. (2010). Effect of cognitive remediation on gait in sedentary seniors. J Gerontol A Biol Sci Med Sci., 65(12), pp.1338-43.

Conclusión del estudio

El entrenamiento cognitivo de CogniFit ha conseguido mejorar la movilidad en personas mayores sedentarias a través de una intervención de 8 semanas, 3 días no consecutivos a la semana, con dos sesiones de entrenamiento cada día. Movilidad durante la marcha (cambio: 8.2 ± 11.4-1.3 ± 6.8 cm/s, p = .10) y durante la marcha al tiempo que se conversa (cambio: 19.9 ± 14.9-2.5 ± 20.1 cm/s, p = .05) comparados con el grupo de control.

Resumen del estudio

Los problemas de movilidad aumentan con la edad y afectan negativamente a la calidad de vida de las personas. Algunas capacidades cognitivas, como la atención y las funciones ejecutivas, son muy importantes para regular el movimiento. De hecho, se ha visto que un mal funcionamiento de estas habilidades cognitivas está muy relacionado con la marcha lenta y con las caídas en las personas mayores. Por este motivo, se plantea que el entrenamiento cognitivo puede mejor la velocidad de la marcha y reducir las caídas en esta población.

Se aplicó un diseño de control ciego aleatorizado en 24 personas mayores sedentarias. Ninguna de estas personas realizaba ejercicio más de una vez a la semana, y caminan a una velocidad inferior a un metro por segundo (<1m/s). Fueron asignados aleatoriamente al grupo de “lista de espera” o al grupo del programa de entrenamiento cognitivo computerizado de ocho semanas con CogniFit. Los resultados de interés eran la velocidad durante la marcha normal y en la condición de “caminar y hablar simultáneamente”. También se comparó la proporción de personas que había mejorado en cada grupo. Esta mejora, debía consistir en un cambio de la velocidad mayor o igual a cuatro centímetros por segundo (≥4cm/s).

Los resultados mostraron que el entrenamiento cognitivo con CogniFit mejora la movilidad en personas mayores sedentarias. Esta información pone de manifiesto la utilidad de la herramienta de CogniFit para fortalecer y estimular las capacidades cognitivas relacionadas con la marcha.

Contexto

Los problemas de movilidad se incrementan durante el envejecimiento. Las personas con estas dificultades tienden a socializar durante menos tiempo, a disfrutar de una menor calidad de vida y, además, tienen mayores índices de morbilidad y mortalidad. Existe una amplia evidencia científica acerca de los beneficios del ejercicio físico, como caminar, para prevenir los problemas de movilidad. A pesar de esto, la mitad de las personas mayores tienden a abandonar los programas de ejercicio físico en los primeros tres y seis meses. Esto explica la necesidad de explorar otros enfoques para mejorar la movilidad de esta población.

La conducta de las personas, como caminar (marcha), está regulada por una serie de capacidades cognitivas, como la atención y las funciones ejecutivas. Éstas nos permiten adaptarnos a situaciones cambiantes, anticipar resultados y aportan los recursos para realizar más de una actividad al mismo tiempo. Todo esto es necesario para una correcta marcha. De hecho, los problemas de atención y en las funciones ejecutivas están asociados a caídas y a una marcha lenta.

Algunos estudios han descubierto que el tratamiento farmacológico para estas capacidades cognitivas tienen un efecto positivo en la marcha. Por otro lado, se ha demostrado que los programas de entrenamiento cognitivo pueden mejorar tanto la atención como las funciones ejecutivas. A pesar de esto, no se ha estudiado cómo afecta el entrenamiento cognitivo en la marcha, lo que podría ser un buen complemento para prevenir los problemas de movilidad.

CogniFit es una herramienta online de evaluación y entrenamiento cognitivo que ha demostrado su validez para medir y estimular diferentes habilidades cognitivas, como la atención y las funciones ejecutivas. La sencillez del diseño hace que CogniFit pueda ser utilizado tanto por personas jóvenes como mayores. Por estos motivos, es la herramienta idónea para realizar este estudio.

Por tanto, el objetivo de este estudio es descubrir cómo puede afectar el entrenamiento cognitivo computerizado de CogniFit a la velocidad de la marcha normal y a la capacidad de caminar y hablar al mismo tiempo.

Metodología

Reclutamiento y diseño:

Para llevar a cabo el estudio, se eligió un diseño de control ciego aleatorizado dividido en dos grupos: el grupo experimental de “Entrenamiento cognitivo” y el grupo control “Lista de espera”.

Inicialmente se mandaron cartas a personas de 70 años o más explicando el propósito del estudio. Tras esto, se contactó con los posibles participantes por teléfono. Una vez dado el consentimiento verbal, se procedió a realizar un cribado mediante una pequeña entrevista para saber si cumplían los criterios de inclusión para el estudio. Se invitó a las 45 personas que encajaban con los criterios del estudio a acudir al centro de la investigación para realizar pruebas más precisas.

Las pruebas realizadas en persona consistían en una evaluación cognitiva con el MMSE (Mini-Mental State Examination) y en una evaluación de la marcha. En este proceso se eliminaron 21 participantes por no cumplir los criterios de inclusión:

  • Tener 70 años o más.
  • Posibilidad y compromiso de realizar el estudio completo.
  • Ser sedentarios (es decir, realizar ejercicio físico una vez a la semana o menos).
  • Marcha lenta (<1.0m/s).
  • Ausencia de demencia (es decir, sin diagnóstico clínico de demencia, con una puntuación ≥5 en el cribado telefónico y con una puntuación ≥25 en el MMSE).
  • Capacidad para desplazarse de manera autónoma (deambular).
  • No haber estado hospitalizado en los tres últimos meses por enfermedades severas, cirugía y no tener historial de enfermedades neurológicas o psiquiátricas graves.
  • No estar participando en ningún otro estudio.

Las 24 personas que cumplían estos criterios fueron divididas a partes iguales en los dos grupos de manera aleatoria. Todos ellos dieron el consentimiento informado por escrito. Además, no recibieron remuneración económica alguna, pero se les facilitó transporte para poder acudir a todas las sesiones.

Grupo experimental o Entrenamiento cognitivo:

En el grupo experimental, la primera sesión de entrenamiento consistió en explicar a los participantes lo básico acerca de cómo utilizar el ordenador, ya que sólo 2 de los 12 utilizaban ordenador de manera habitual. Se comenzó con la evaluación inicial de CogniFit, que dura 45 minutos, aproximadamente. Esta evaluación permite a la herramienta orientar el nivel de referencia de cada uno de los participantes y ajustar la dificultad de las tareas en función de sus puntos débiles o fuertes. Las sesiones de entrenamiento computerizado estaban formadas por dos ciclos de entrenamiento de CogniFit. Cada ciclo de entrenamiento duraba de 15-20 minutos y se compone de tres tareas. Hicieron entrenamiento cognitivo durante 45-60 minutos tres veces a la semana durante 8 semanas (72 sesiones en total) con, al menos, un día de descanso entre cada sesión. Los participantes acudieron a un 99,2% de las sesiones.

CogniFit: Plataforma para investigadores.

CogniFit cuenta con una plataforma diseñada exclusivamente para gestionar las investigaciones de manera fácil y cómoda. Podemos crearnos una cuenta gratuita siguiendo los pasos que se nos indican. Desde esta cuenta podremos:

  • Gestionar los participantes y las pruebas que se les va a aplicar para medir y/o entrenar sus funciones cognitivas.
  • Recolectar los datos de los participantes y ver su estado y evolución cognitiva.
  • Realizar estudios experimentales sobre los efectos de la estimulación cognitiva a través de programas computerizados.
  • Diseñar la investigación con entrenamientos para áreas cognitivas específicas.

NT

Una vez hayamos iniciado sesión, podremos comprar licencias de Evaluaciones, de Entrenamientos o de ambos tipos. La herramienta de CogniFit dispone de 9 evaluaciones diferentes y de 15 programas distintos de entrenamiento.

NT

CogniFit dispone de dos productos principales que permiten medir y entrenar todas las habilidades cognitivas que trabajamos con un amplio respaldo científico:

  • Evaluaciones: A través de 18 tareas diferentes podemos evaluar más de 20 habilidades cognitivas de manera precisa. Esto nos permite crear un completo perfil del estado cognitivo actual del participante. La evaluación más completa es la Evaluación General (CAB), pero CogniFit también ofrece baterías de evaluación más específicas: para Depresión, Parkinson, Dislexia, TDAH y otras. Al inicio de cada tarea se explicará de manera interactiva lo que tiene que hacer el participante.
  • Entrenamientos: Con más de 30 juegos de entrenamiento, es posible estimular todas las habilidades cognitivas que entrenamos en CogniFit. El entrenamiento cerebral personalizado nos permite fortalecer nuestras capacidades cognitivas de manera entretenida y cómoda, aunque CogniFit también dispone de entrenamientos más específicos. Los juegos incluyen una explicación interactiva para que los participantes puedan comprender con facilidad su función. Cada sesión de entrenamiento, que está formada por tres actividades, dura aproximadamente entre 15 y 20 minutos. Además, la herramienta adapta automáticamente la dificultad de las actividades al nivel de los participantes. También tendremos la opción de indicar el número de horas que queremos que descanse cada participante entre una sesión de entrenamiento y otra.

Cuando hayamos elegido las evaluaciones y los entrenamientos que nos interesen, podemos invitar a nuestros participantes, adjudicarles un grupo y las actividades que tendrán que hacer. Los participantes recibirán una invitación en su correo electrónico y sólo tendrán que crearse una cuenta como usuario normal y aceptar que los investigadores podamos ver sus resultados.

NT

Desde nuestra cuenta de investigadores, podremos observar la actividad de nuestros participantes, ver los perfiles o evoluciones cognitivas y exportar los datos del estudio. Podremos acceder a diferentes datos:

  • El estado de las cinco áreas cognitivas en las que se engloban las demás habilidades cognitivas.

NT
  • El estado individual de cada una de las habilidades cognitivas.
NT
  • Un gráfico con la evolución general del estado cognitivo del participante, o de cada una de las capacidades cognitivas de manera independiente.
NT

Grupo control o Lista de espera:

A los participantes del grupo control se les dijo que estaban en lista de espera para un futuro estudio, quienes ignoraban la existencia del grupo experimental. Acudieron a una sesión inicial de educación sanitaria en la que se remarcaban los beneficios del ejercicio físico. Para mantener el interés y la adhesión al experimento, se contactaba con ellos por teléfono y se les preguntaba si hacían ejercicio, aunque no hicieron tratamiento alguno desde casa.

Variables medidas:

La persona que realizó las evaluaciones previas y tras las ocho semanas de intervención cognitiva no conocía a qué grupo pertenecía cada uno de los participantes. La velocidad de la marcha fue medida empleando una pasarela computarizada (GAITRite). Se les pidió a todos los participantes que realizaran un recorrido sobre una alfombra con un calzado cómodo y en un pasillo tranquilo, bien iluminado.

Otras variables:

  • Al finalizar las ocho semanas de intervención, se volvió a aplicar el MMSE.
  • En el grupo experimental, además, se midió la velocidad de procesamiento con el fin de medir el efecto aprendizaje y la transferencia de los procesos cognitivos entrenados.
  • Se emplearon los autorregistros de los participantes sobre la presencia de enfermedades relevantes para calcular un índice de morbilidad.
  • Finalmente, a todos los participantes se les aplicó un cuestionar de actividad física para cuantificar el tiempo que habían dedicado a hacer ejercicio moderado durante la última semana.

Análisis:

  • Todos los análisis fueron realizados mediante SAS 9.1.
  • Para comparar las características demográficas y otra información de base entre los dos grupos y dentro de cada grupo, se usaron estadísticos descriptivos.
  • Se comprobaron, mediante modelos lineales mixtos, las diferencias entre las medias de las velocidades de la marcha antes y después del tratamiento, tanto en la marcha normal como en la condición de hablar y caminar simultáneamente.
  • También se emplearon los modelos lineales mixtos para comparar los cambios en la velocidad de procesamiento del grupo experimental tras la intervención.
  • Todos los modelos se ajustaron por edad y sexo.

Resultados y conclusiones

Los resultados del estudio indicaban que la velocidad de la marcha de los participantes del grupo experimental (con entrenamiento cognitivo) en ambas condiciones (marcha normal y andar mientras se habla) era mayor tras la intervención que en la evaluación inicial. Además, la velocidad de la marcha de los participantes del grupo experimental también fue mayor que la de los del grupo control.

Por tanto, podemos afirmar que el entrenamiento cognitivo de CogniFit puede mejorar la movilidad en personas mayores sedentarias. Esto abre una puerta de intervención muy importante para reducir los problemas de movilidad en personas de edad avanzada. Este tipo de intervención podría ayudar a prevenir los problemas de movilidad, evitando el deterioro de la calidad de vida de los pacientes que no consiguen llevar a cabo los programas de prevención mediante ejercicio físico.

Paciente #141

Cate Brown

catebrown@mail.com

59 años

Última actividad: 02/01/2016 | 4:09 min

Fecha de registro: 01/01/2013

Número total de logins: 23

Inhibición

598

Atención focalizada

608

Memoria Auditiva a Corto Plazo

468

Percepción Espacial

405

Configurar entrenamiento

Entrenamiento personalizado

Duración de sesión

15 min

Entrenamiento personalizado

Memoria

Concentración

Planificación mental

Quimioterapia

Mayores de 55 años

Cálculo mental

Percepción espacial

Insomnio

Darwin Science Institute

Participantes: 135

Grupos: 24

Más de 60 años

Grupo de control

Participantes: 11

Añadir Participantes

Más de 60 años

Grupo normal

Participantes: 11

Añadir Participantes

Test de memoria

Grupo de control

Participantes: 5

Añadir Participantes

Test de memoria

Grupo normal

Participantes: 5

Añadir Participantes

Crear nuevo grupo

Nombre

Tipo de grupo

Grupo de control

Grupo normal

Salvar

Configuración: Manual

Daniel Foster

Test de memoria

Grupo de control

0
Entrenamiento personalizado
1
Memoria
0
Concentración
1
Planificación mental
0
Enfoque de conducción
0
Mayores de 55 años
0
Percepción espacial
0
Infarto Cerebral
1
Insomnio
1
Cálculo mental
2
Descanso entre sesiones de entrenamiento (horas)
Evaluación cognitiva general

Número de repeticiones del Entrenamiento

5

Enviar

Estudiante #231

Paul Perkins

DaVinci High School

12 años | Diestro

TDAH

DaVinci High School

Estudiantes: 357

Cálculo

Lógica

Escritura

Lectura

Memoria de Trabajo

565

Denominación

411

Percepción Visual

355

Memoria Visual a Corto Plazo

392

Velocidad de Procesamiento

450

Atención focalizada

298

Intervención TDAH
Entrenamiento
Habilidades cognitivas
Atención focalizada
Percepción Espacial
Escaneo Visual
Mandar este entrenamiento a Paul Perkins
Fortalezas
Ciencias de la naturaleza
Lengua y Literatura
Eduación plástica y visual

Escribe tu dirección de correo electrónico