Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_flexibilidad-cognitiva_social_picture
  • Accede a una completa batería de pruebas cognitivas para evaluar la flexibilidad cognitiva

  • Identifica y evalúa la presencia de alteraciones o déficits

  • Instrumentos validados para mejorar o rehabilitar la flexibilidad mental y otras funciones cognitivas

loading

¿Qué es la Flexibilidad Cognitiva o Mental?

La Flexibilidad Cognitiva o Flexibilidad Mental se puede definir como la capacidad que tiene nuestro cerebro para adaptar nuestra conducta y pensamiento a situaciones novedosas, cambiantes o inesperadas. En otras palabras, la flexibilidad cognitiva es la capacidad de darnos cuenta de que lo que estamos haciendo no funciona, o ha dejado de funcionar y, por tanto, debemos reajustar nuestra conducta, pensamiento y opiniones para adaptarnos al entorno y a las nuevas situaciones.

La capacidad de cambio, o “mental shifting” en inglés, es el principal componente de la flexibilidad cognitiva. Tanto es así, que a menudo son tratados como un mismo concepto. No obstante, la flexibilidad cognitiva se refiere a la capacidad de adaptarnos al cambio, mientras que el “mental shifting” se refiere al proceso por el cual nos adaptamos a dicho cambio.

La flexibilidad cognitiva tiene un papel relevante en el aprendizaje y capacidad de resolución de problemas complejos. Nos permite seleccionar la estrategia que debemos llevar a cabo para adaptarnos a las diferentes situaciones con las que nos vamos encontrando. Nos ayuda a captar la información del ambiente y responder de forma flexible, ajustando nuestra conducta a los cambios y exigencias de la situación.

La persona con una buena Flexibilidad Mental o Cognitiva destacará por las siguientes características:

  • Una buena flexibilidad cognitiva o mental nos permite adaptarnos rápidamente a los cambios o novedades del medio.
  • La flexibilidad cognitiva nos ayuda a tolerar los cambios que puedan suceder durante la resolución de problemas o la ejecución de una tarea. Nos permite generar alternativas.
  • Las personas con buena Flexibilidad Cognitiva efectúan fácilmente la transición de una actividad a otra y saben comportarse adecuadamente en cada situación.
  • Pueden captar varias dimensiones de una misma realidad, mirar desde diferentes perspectivas y establecer relaciones ocultas, pudiendo encontrar fácilmente varias soluciones a un mismo problema.
  • Las personas con flexibilidad mental toleran mejor los erroresy cambios de planes, tienen mayor facilidad para ponerse en lugar del otro, y llegan más fácilmente a acuerdos comunes.

La flexibilidad cognitiva es una de las habilidades cognitivas básicas superiores de la metacognición, y forma parte de los procesos denominados Funciones Ejecutivas. Las Funciones Ejecutivas son cruciales para el éxito y desarrollo tanto en la escuela, como en la vida. Nos permiten formular metas, planificar y llevar adelante un plan, supervisar nuestras acciones y corregirlas en función de los resultados.

La Flexibilidad Mental, se relaciona con la inteligencia fluida, con el razonamiento fluido y la destreza para resolver problemas nuevos de forma flexible y eficiente.

Una correcta flexibilidad cognitiva a nos permite tener en cuenta otras creencias, valores, ideas o formas de pensar. Ayudándonos a comprender el punto de vista de los demás, valorando otras opciones además de la propia. Por eso, la Flexibilidad Mental también está muy relacionada con la empatía y nuestra forma de interacción social.

Desarrollo de la Flexibilidad Mental o Cognitiva

La flexibilidad cognitiva , al igual que el lenguaje o las destrezas motoras, es una habilidad cognitiva que cuenta con su proceso de desarrollo y maduración cerebral. La maduración de la Flexibilidad Cognitiva se completa en torno a los 20 años de edad. Empezamos a entrenarla desde pequeños, poniéndola en práctica a diario.

La flexibilidad cognitiva depende del lóbulo prefrontal del cerebro, que es la estructura cerebral que más tarda en madurar. Podemos observar cómo los niños pequeños quieren las cosas inmediatamente, les afectan los cambios de rutina y montan rabietas muy a menudo, esto puede ser debido a que su Flexibilidad Mental está en plena maduración y no tienen en cuenta diferentes opciones o alternativas.

Ejemplos de Flexibilidad Mental o Cognitiva

Desde que nos despertamos hasta que volvemos a dormir hacemos uso innumerables veces de nuestra flexibilidad cognitiva . ¿Cómo se presenta la Flexibilidad Mental en nuestro día a día?

  • Un ejemplo en el que actúa, es cuando vamos a desayunar, pero nos damos cuenta de que no quedan cereales ¿Qué hacemos?, ¿nos enfadamos y vamos al colegio, o al trabajo, sin desayunar?, ¿desayunamos en una cafetería?, ¿preparamos un desayuno con otros ingredientes que tengamos? La flexibilidad cognitiva nos permite, ante situaciones más o menos inesperadas, barajar mentalmente una serie de opciones alternativas y elegir la más eficiente o la que nos parece mejor.
  • Si un buen amigo de repente nos deja de hablar, la flexibilidad mental nos ayudaría a comprender las causas. Nos permite darnos cuenta de que tal vez nuestra información no es la correcta, que él tiene un punto de vista diferente al nuestro, hace que podamos ponernos en su lugar y pensar qué motivos ha tenido para dejar de hablarnos. Además, también será la que nos dé la capacidad de buscar maneras de solucionar el problema.
  • Si todos los días eliges el mismo trayecto para ir a trabajar, pero un día está lloviendo mucho, todo el mundo ha decidido coger el coche y te encuentras con un atasco importante, ¿qué haces? Podrías ir en metro, podrías salir antes de casa o tomar otro camino por el que tal vez no encuentres atasco... Tus planes previos o tu rutina se ha visto frustrada por una situación imprevista, pero gracias a la Flexibilidad Cognitiva has sabido generar opciones de manera simultánea utilizando las mismas capacidades que a la hora de tomar una decisión: experiencia, expectativas, motivación, conocimiento y emociones.
  • Cuando llamamos al timbre y vemos que nadie abre la puerta, no seguimos llamando al timbre, sino que comprendemos que no hay nadie en casa. Ser capaces de dejar de apretar ese interruptor y buscar otra solución es ser mentalmente flexible. Además, dadas las circunstancias, buscamos posibles soluciones al imprevisto: llamamos por teléfono, buscamos a la persona en los sitios más probables o decidimos volver luego.

Rigidez Cognitiva: Deficiencias en la flexibilidad mental

¿Qué es la rigidez cognitiva? La Rigidez Cognitiva es la consecuencia de la falta de flexibilidad mental. Por tanto, puede definirse como la incapacidad de cambiar de conducta o creencias< cuando éstas están siendo ineficaces para alcanzar nuestros objetivos. La Rigidez Cognitiva puede conducir a alteraciones en la regulación de la propia conducta, dándose patrones de comportamiento ineficientes y perseveración.

Si te pidiese que me dijeses palabras que empiezan por la letra “A”, pero que no puedes decirme nombres propios, y la única palabra que se te ocurriese fuese “Antonio”, estarías experimentando una Rigidez Cognitiva severa. Estarías siendo incapaz de generar alternativas, obviando que “Antonio” es un nombre propio y no sirve.

La sensación que genera el fenómeno de la rigidez cognitiva es la de quedarse “encajado" o “atascado” en un punto, sin ser capaz de dar con la forma de salir de ahí. Como es evidente, la Rigidez Cognitiva tiene unas consecuencias negativas en las actividades de la vida diaria de las personas. Una persona con Rigidez Cognitiva se quedaría “atascada” buscando una y otra vez los cereales del desayuno que ya no quedan. O podría intentar encender la televisión con un mando a distancia sin pilas hasta que alguien le ayudase.

Naturalmente, hay diferentes grados de Flexibilidad y de rigidez mental. Los ejemplos explicados hasta ahora serían un grado muy alto de rigidez, mientras que hay casos en los que no son tan evidentes, pero siguen afectando a la vida de las personas (cuando a un niño le cuesta cambiar de una asignatura a otra, puede perder parte de la información de lo que se está diciendo, desembocando en que no comprenda lo que se dice a lo largo de la clase).

¿Por qué se da la rigidez cognitiva? El cerebro humano busca la estabilidad y trata de reducir la incertidumbre a toda costa. Las personas con una gran Rigidez Cognitiva pueden obviar la novedad o el cambio, manteniendo así su conducta o forma de pensar, aunque esto no les ayude a adaptarse al medio. Es normal que a todos nos cueste adaptarnos a los cambios, pero para las personas con escasa Flexibilidad Mental, la adaptación al cambio puede resultar mucho más compleja.

La perseveración está asociada específicamente a la rigidez cognitiva, consiste en la reiteración de acciones, que quizás hayan sido efectivas en situaciones anteriores o que han sido planificadas, pero que ya no se ajustan al logro de los objetivos actuales.

Trastornos o patologías asociados a una flexibilidad cognitiva deficiente o rigidez mental

Es bastante frecuente encontrar rigidez cognitiva en muchos trastornos, ya sea porque se altera directamente la flexibilidad cognitiva, o porque se alteran las funciones de las que depende la Flexibilidad Mental.

De este modo, podemos encontrar rigidez cognitiva, o flexibilidad cognitiva disminuida, en una importante variedad de trastornos neuropsiquíatricos: En niños pequeños con dificultades de atención, en personas que hayan sufrido algún traumatismo craneoencefálico (accidente de coche, caída), Ictus, o trastornos complejos como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), esquizofrenia, trastornos del espectro autista (asperger y autismo), trastornos de la alimentación (anorexia nerviosa y bulimia nerviosa), personas con adicciones, etc.

Los adultos mayores, a menudo experimentan deterioro en su Flexibilidad Mental. El envejecimiento del cerebro implica cambios funcionales y físicos que perjudican la velocidad de procesamiento del cerebro y su rendimiento cognitivo. Los estudios muestran que el entrenamiento cognitivo puede tener efectos positivos en la inducción de la plasticidad cerebral y, podrían ser válidos como una intervención dirigida a combatir o rehabilitar el deterioro de la función ejecutiva y Flexibilidad Cognitiva. En CogniFit ponemos a tu disposición diferentes actividades para mejorar tu Flexibilidad Cognitiva.

Instrumentos o pruebas para evaluar la flexibilidad cognitiva o rigidez mental

La evaluación de la flexibilidad cognitiva resulta de alta utilidad práctica en diversos campos y conductas, tanto en el área médica, como en el ámbito de la enseñanza o educación, o profesional.

El proceso de flexibilidad mental o flexibilidad cognitiva puede ser evaluado y medido con precisión, a través de una evaluación neuropsicológica completa. Las pruebas estandarizadas y ampliamente validadas que ofrece CogniFit, también permiten evaluar de forma fiable y computarizada un largo rango de habilidades cognitivas, entre ellas, la Flexibilidad Mental o Cognitiva.

En concreto, para evaluar la flexibilidad cognitiva contamos con diferentes tareas validadas, basadas en los clásicos Test de Stroop, Continous Performance Test (CPT) y Wisconsin Card Sorting Test (WCST), que permiten valorar con precisión la capacidad del usuario para adaptarse al medio y cambios del entorno.

  • El Test de Sincronización UPDA-SHIF: En esta prueba aparecerá en la pantalla una bola en movimiento. El objetivo sería coordinar el puntero con el movimiento de la bola de la manera más precisa posible, siguiendo el recorrido de ésta.
  • El Test de Simultaneidad DIAT-SHIF: Es necesario seguir el recorrido aleatorio de una bola blanca y atender a las palabras que aparecen en el centro de la pantalla. Cuando la palabra que esté en el centro de la pantalla coincida con el color en que está escrita, hay que dar respuesta (prestando atención a dos estímulos al mismo tiempo). En esta actividad, hay que afrontar cambios de estrategia, nuevas respuestas y manejar la capacidad de monitorización y la capacidad visual al mismo tiempo.
  • Test de Desatención FOCU-SHIF: En la pantalla aparece una luz en cada esquina. Hay que pulsar las luces amarillas tan rápido como sea posible. En cambio, si las luces pasan a ser rojas, no hay que pulsarlas.

Además de la flexibilidad mental, con estas tareas también evaluamos el tiempo de respuesta (TR), la coordinación ojo-mano, la recontextualización y la inhibición.

¿Cómo rehabilitar o mejorar la flexibilidad mental o cognitiva?

Como cualquier otra habilidad cognitiva, la flexibilidad mental o cognitiva se puede entrenar, aprender y mejorar, y en CogniFit te ayudamos a hacerlo de forma profesional.

La batería de ejercicios clínicos de estimulación cognitiva que ofrece CogniFit permite entrenar las principales habilidades cognitivas y Funciones Ejecutivas.

El programa de estimulación cognitiva de CogniFit ha sido creado por un completo equipo de científicos, psicólogos cognitivos y pedagogos que estudian la neuroplasticidad y los procesos de neurogénesis. El sistema patentado de estimulación cognitiva de CogniFit primero evalúa de forma precisa la Flexibilidad Mental del individuo y otras funciones cognitivas fundamentales. En base a los resultados obtenidos en las pruebas, ofrece, de forma automatizada, un completo régimen de entrenamiento cognitivo personalizado, dirigido a mejorar su flexibilidad cognitiva y otras funciones ejecutivas o habilidades deterioradas.

Para estimular y mejorar las funciones ejecutivas y los procesos mentales implicados en la flexibilidad mental, es necesario un entrenamiento adecuado y constante. CogniFit es el instrumento utilizado por la comunidad científica, centros médicos y escuelas en todo el mundo. Para una correcta estimulación son necesario 15 minutos al día (2-3 días a la semana).

Este programa es accesible vía online, y está indicado para adultos y niños mayores de 6 años. Los diferentes ejercicios interactivos se presentan como entretenidos juegos mentales que se pueden practicar a través del ordenador. Después de cada sesión, CogniFit presentará un gráfico detallado con la evolución del estado cognitivo, haciendo fácil y cómodo ver el progreso.

Escribe tu dirección de correo electrónico