Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_Atencion-Dividida_social_picture
  • Accede a una completa batería de pruebas cognitivas para evaluar la atención dividida

  • Identifica y evalúa la presencia de alteraciones o déficits

  • Instrumentos validados para mejorar o rehabilitar la atención dividida y otras funciones cognitivas

loading

¿Qué es la atención dividida?

La atención dividida se puede definir como la capacidad que tiene nuestro cerebro para atender a diferentes estímulos o tareas al mismo tiempo, y así, dar respuesta a las múltiples demandas del ambiente. La atención dividida es un tipo de atención simultánea que nos permite procesar diferentes fuentes de información y ejecutar con éxito más de una tarea a la vez. Esta habilidad cognitiva es muy importante puesto que nos permite ser eficientes en nuestro día a día.

Sin embargo, nuestra capacidad para atender y realizar varias tareas en paralelo tiene límites. Al dividir la atención, se reduce el rendimiento o la eficiencia de las acciones que se están realizando a la vez. Cuando una persona tiene dificultades para atender simultáneamente a las múltiples demandas del ambiente, se produce un fenómeno conocido con el nombre de interferencia. Las interferencias se dan porque nuestro cerebro solo puede procesar una cantidad limitada de información. No obstante, la práctica y el entrenamiento cognitivo puede mejorar nuestra atención dividida, y como consecuencia, la capacidad para llevar a cabo más de una actividad simultáneamente.

Ejemplos de atención dividida

  • La atención dividida tiene una gran importancia en el ámbito académico, ya que atender a lo que dice el profesor al mismo tiempo que se mira a la pizarra o a las diapositivas y se toman apuntes, requiere de atención dividida. Por tanto, es importante para obtener buenos resultados académicos. Este puede ser uno de los motivos por los que las personas con problemas de atención obtengan malas notas.
  • Un transportista está conduciendo, se dispone a adelantar y, de repente, advierte una señal que le indica la salida que debe tomar. Si no es capaz de prestar atención correctamente al adelantamiento y a la señal de tráfico al mismo tiempo, o perderá información valiosa para su viaje, o correrá riesgo de accidente en caso de no realizar correctamente el adelantamiento. Para conducir hace falta que nuestra atención esté en muy buen estado.
  • Un camarero está empleando su atención dividida cuando tiene que atender a lo que le dice un cliente, al tiempo que trata de no olvidar lo que ha pedido la mesa cuatro, además de hacer equilibrio con una serie de platos sucios en su una mano.
  • Si un empleado de la tienda de alimentos tiene que resolver la duda de un cliente mientras pasa los productos otro por la caja, está haciendo uso de su atención dividida.
  • Si estás en la pista de baile con una bebida en la mano, haces uso de tu atención dividida para mantener el ritmo y, a la vez, evitar que tu bebida se derrame.
  • Incluso cuando estamos comiendo y hablando al mismo tiempo, o viendo la televisión y chateando por el teléfono a la vez, está actuando nuestra atención dividida.

Trastornos o patologías asociados a alteraciones en la atención dividida

La atención dividida se puede ver alterada en muchos trastornos, ya sea debido a problemas en la atención dividida propiamente dicha, o a problemas en el resto de los sub-procesos atencionales de los que depende. Si la atención dividida no es lo suficientemente buena, cualquier interferencia podría alterar las actividades que se están realizando simultáneamente. De este modo, si se altera la atención dividida, no podremos incorporarnos con el coche a una intersección y hablar simultáneamente, pues correríamos un gran riesgo de accidente. Igualmente, si se altera el Arousal (recordemos que es el nivel de activación o alerta general) y, por tanto, estamos en un estado comatoso, tampoco podremos conducir y hablar al mismo tiempo (de hecho, ni tan siquiera podríamos hacer ninguna de las dos cosas por separado).

Aunque la atención dividida se puede ver afectada en alteraciones psiquiátricas, como la esquizofrenia, o en diversos trastornos, como el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), la afectación suele darse en la atención general. También es bastante común que se altere la atención tras sufrir un Trastorno Craneoencefálico (TCE) o un Accidente Cerebrovascular (ACV o ictus). En estos casos, la alteración de la atención y sus sub-componentes puede ser de especificidad variable, dependiendo de las áreas cerebrales afectadas.

Teniendo todo esto en cuenta, la atención dividida se ve alterada en casi todos los trastornos en los que la atención se ve mínimamente afectada. Así, si un paciente muestra heminegligencia contralateral (incapacidad de atender al campo visual contrario al de la lesión cerebral), hipoprosexia (distraibilidad), hiperprosexia (fijación exagerada y excesiva de la atención) o aprosexia (incapacidad para fijar la atención), va a tener dificultades o le va a ser imposible el realizar tareas de atención dividida.

¿Cómo medir y evaluar la atención dividida?

La atención dividida es una capacidad cognitiva de gran importancia para diversas actividades de nuestra vida cotidiana, ya que nos permite ser más eficientes. Llevar a cabo correctamente de cualquier tarea que implique más de una actividad perceptiva, motora o cognitiva al mismo tiempo, depende directamente de nuestra capacidad de atención dividida. La evaluación de los niveles de atención dividida, puede ser de utilidad práctica en diversos ámbitos profesionales, donde resulta de gran utilidad evaluar el desempeño de la actividad que realizan (conductores o transportistas, empleados en una línea de montaje, deportistas, etc.). Además, esto también puede arrojar información en ámbitos académicos (si algún alumno va a necesitar alguna ayuda extra para tomar apuntes o en ciertas tareas) o en ámbitos clínicos (tal vez haya pacientes que requieran la información de manera más simple y espaciada). En todos estos ámbitos podría ser de gran interés el realizar una evaluación cognitiva, ya que tendría una repercusión directa con el beneficio laboral, académico o del día a día.

Para medir la atención dividida, el equipo de CogniFit se ha basado en el clásico Test de Stroop. De este modo, se ha desarrollado un Test de Simultaneidad que, además de atención dividida, evalúa flexibilidad cognitiva y coordinación óculo-manual.

  • Test de Simultaneidad DIAT-SHIF: Es necesario seguir con el puntero el recorrido aleatorio de una bola blanca y atender a las palabras que aparecen en el centro de la pantalla. Cuando la palabra que esté en el centro de la pantalla coincida con el color en que está escrita, hay que dar respuesta (prestando atención a dos estímulos al mismo tiempo). En esta actividad, hay que afrontar cambios de estrategia, nuevas respuestas y manejar la capacidad de monitorización y la capacidad visual al mismo tiempo.

¿Cómo rehabilitar o mejorar la atención dividida?

La atención dividida, al igual que las demás habilidades cognitivas se puede aprender, entrenar y mejorar. En CogniFit ofrecemos la posibilidad de hacerlo de manera profesional. Gracias a la práctica, podemos agilizar la rapidez de los oscilamientos de nuestra atención, consumir menos recursos cerebrales a la hora de atender a diferentes estímulos simultáneamente, e incrementar la capacidad de procesar la información, aunque la tarea sea difícil.

La rehabilitación de la atención dividida se basa en la plasticidad cerebral. Siguiendo esta idea, CogniFit dispone de una batería de ejercicios clínicos diseñados para la rehabilitación de la atención dividida y otras funciones cognitivas. El cerebro y sus conexiones neuronales se pueden fortalecer mediante el uso de las funciones que dependen de éstos. De este modo, si entrenamos frecuentemente la atención dividida, se automatizarán las actividades que tratamos de combinar, favoreciendo su eficiencia. Al automatizar las actividades, será más fácil para el cerebro el llevarlas a cabo simultáneamente.

El completo equipo de profesionales de CogniFit, especializado en el estudio de la plasticidad sináptica y procesos de neurogénesis, ha permitido la creación un programa de estimulación cognitiva personalizado para las necesidades de cada usuario. Este programa da comienzo por una precisa evaluación de la atención dividida y otras funciones cognitivas fundamentales. En base a los resultados de la evaluación, el programa de estimulación cognitiva de CogniFit ofrece de forma automatizada un entrenamiento cognitivo personalizado para fortalecer la atención dividida y otras funciones cognitivas que se consideren necesarias según la evaluación (en este caso, probablemente, los demás sub-procesos atencionales de los que depende la atención dividida).

La constancia y un entrenamiento adecuado son imprescindibles para mejorar la atención dividida. CogniFit dispone de herramientas de evaluación y de rehabilitación para optimizar esta función cognitiva. Para una correcta estimulación son necesarios 15 minutos al día, dos o tres días a la semana.

Se puede acceder al programa de estimulación cognitiva de CogniFit mediante internet. Hay gran variedad de actividades interactivas, en forma de divertidos juegos mentales, que pueden realizarse mediante ordenador. Al finalizar cada sesión, CogniFit mostrará un detallado gráfico con el avance del estado cognitivo.

Escribe tu dirección de correo electrónico