Questions? Feedback? powered by Olark live chat software
Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate
loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_Percepcion_espacial_social_picture

Percepción Espacial

Habilidad Cognitiva

  • Evalúa tu percepción espacial y otras habilidades cognitivas.

  • Analiza los resultados con nuestro test neurocognitivo.

  • Entrena y fortalece tu percepción espacial y otras funciones cognitivas ¡Pruébalo!

loading

La Percepción espacial es la capacidad que tiene el ser humano de ser consciente de su relación con el entorno en el espacio que nos rodea (procesos exteroceptivos) y de nosotros mismos (procesos interoceptivos). La percepción espacial está formada por dos procesos, los exteroceptivos, que son aquellos que construyen representaciones sobre nuestro espacio a través de los sentidos, y los procesos interoceptivos, que son los que construyen representaciones sobre nuestro cuerpo, como la posición o la orientación. El espacio es aquello que nos rodea: objetos, elementos, personas, etc. El espacio también constituye parte de nuestro pensamiento, ya que es ahí donde reunimos todos los datos de nuestra experiencia vivida. Para llevar a cabo una buena información sobre las propiedades del entorno, el ser humano usa dos sistemas.

  • Sistema visual: En la retina del ojo, se encuentran los receptores visuales, que son los encargados de aportar la información que reciben de la superficie, es decir, de lo que la persona está viendo.
  • Sistema táctil- kinestésico: Se encuentra situado alrededor del cuerpo de una persona y proporciona información relacionada con la posición de las numerosas partes del cuerpo, del desplazamiento de los miembros del cuerpo y de la superficie física encontrada en lo que se observa como, la velocidad y la rigidez entre otras.

Una buena percepción espacial nos permite comprender la disposición de nuestro entorno y nuestra relación con él. La percepción espacial también consiste en comprender la relación de los objetos cuando existe un cambio de posición en el espacio. Nos ayuda a pensar en dos y tres dimensiones, lo que nos permite visualizar los objetos desde distintos ángulos y reconocerlos independientemente de la perspectiva desde la que la veamos.

Las características más destacadas de esta habilidad cognitiva es que permite la capacidad de percibir el entorno a partir de tamaños, formas, distancias, etc. Gracias a ella podemos reproducir mentalmente los objetos, tanto en 2D como en 3D y permite poder anticiparnos a los cambios que existan en el espacio.

Percepción Espacial

La percepción espacial es importante y útil desde que somos pequeños, constantemente estamos empleando esta habilidad cognitiva. Por ejemplo: Cuando caminamos, nos vestimos o incluso cuando dibujamos. En otro caso, por ejemplo, la percepción espacial, constantemente nos previene de chocar con los objetos que nos rodean. Cuando estamos conduciendo, procuramos no salirnos de las lineas blancas que dividen los carriles o de no subir las ruedas al bordillo cuando aparcamos. En estos momentos, tenemos en cuenta la distancia, la posición y las dimensiones de las cosas respecto a nosotros. Incluso, cuando queremos llegar a un lugar que no hemos visitado antes, debemos tratar de orientarnos, y para ello necesitamos de esta habilidad.

Cuando desarrollamos la percepción espacial, desarrollamos una conciencia de la ubicación de las cosas que nos rodean. Para ello, es fundamental entender la ubicación de los objetos, los conceptos de distancia, velocidad y colocación (arriba, abajo, encima, debajo…).

La percepción espacial se puede ver afectada en algunos trastornos del desarrollo como el autismo, asperger, parálisis cerebral y otros. En estos casos, existe una falta de conocimiento adecuada del cuerpo para poder percibir los estímulos del espacio y poder organizarlos e interpretarlos en un todo.

El hemisferio izquierdo es el encargado de desarrollar esta habilidad cognitiva. Este hemisferio es donde se desarrolla el cálculo matemático y espacial, los cuales correlacionan directamente con una buena percepción espacial y comprensión del espacio. Imaginemos que una lesión cerebral provoca daños en nuestro hemisferio izquierdo, esto provocaría dificultades en las habilidades de orientación, reconocimiento e interpretación, y por lo tanto, la percepción espacial se vería afectada.

En resumen, tener una buena percepción del espacio es poder tener la capacidad de situarse, moverse, orientarse, tomar decisiones múltiples, analizar situaciones y representaciones de nuestro entorno y la relación de nuestro cuerpo con él.

Ejemplo: Decides visitar la nueva cafetería en el centro comercial. Al llegar, echas un vistazo al plano, percibes la ubicación de la cafetería. Para la interpretación de mapas y símbolos en dos dimensiones necesitamos la percepción espacial.

Ejemplo: Necesitamos la percepción espacial para ordenar cajas, libros o diferentes objetos en un lugar, como una estantería o maletero, ya que mentalmente realizamos conbinaciones de las posibles posiciones y elegimos la opción que mejor se adapte a lo que necesitas.

Ejemplo: A la hora de tomar un camino o una dirección, debemos ser capaces de escoger la perspectiva que más encaje a lo que necesitamos. Para ello necesitamos orientarnos de alguna de las dos formas que existen: orientación cartesiana, basada en el uso de los puntos cardinales (norte, sur, este y oeste) o usar el sistema de punto de referencia. Elegir un objeto como un arbol, una casa u otros como referencia para volver al sitio que necesitamos.

Referencias

Peretz C, AD Korczyn, E Shatil, V Aharonson, Birnboim S, N. Giladi - Basado en un Programa Informático, Entrenamiento Cognitivo Personalizado versus Juegos de Ordenador Clásicos: Un Estudio Aleatorizado, Doble Ciego, Prospectivo de la Estimulación Cognitiva - Neuroepidemiología 2011; 36:91-9.

Korczyn dC, Peretz C, Aharonson V, et al. - El programa informático de entrenamiento cognitivo CogniFit produce una mejora mayor en el rendimiento cognitivo que los clásicos juegos de ordenador: Estudio prospectivo, aleatorizado, doble ciego de intervención en los ancianos. Alzheimer y Demencia: El diario de la Asociación de Alzheimer de 2007, tres (3): S171

Shatil E, Korczyn dC, Peretzc C, et al. - Mejorar el rendimiento cognitivo en pacientes ancianos con entrenamiento cognitivo computarizado - El Alzheimer y a Demencia: El diario de la Asociación de Alzheimer de 2008, cuatro (4): T492.

Escribe tu dirección de correo electrónico