Sobre Cookies en esta página web

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia online. Al continuar utilizando este sitio sin cambiar sus preferencias de cookies, asumiremos que acepta nuestro uso de cookies. Para obtener más información o cambiar sus preferencias de cookies, visite nuestra política de cookies.

Aceptar
Elige tu plataforma y compra
Te damos 10 licencias gratis para que lo pruebes durante un mes.
¿Para qué es la cuenta?
Regístrate

Confirma que los entrenamientos y/o evaluaciones son para tu propio uso.Vas a crear una cuenta personal. Este tipo de cuenta está diseñada para ayudarte a evaluar y entrenar tus habilidades cognitivas.

Confirma que deseas acceder a entrenamientos y evaluaciones cognitivas para tus pacientes.Vas a crear una cuenta de gestión de pacientes. Esta cuenta está diseñada para ayudar a los profesionales de la salud (médicos, psicólogos...) al diagnóstico e intervención de desórdenes cognitivos.

Confirma que quieres ofrecer entrenamientos y/o evaluaciones cognitivas a tus familiares o amigos.Vas a crear una cuenta de familia. Esta cuenta está diseñada para dar acceso a las evaluaciones y entrenamientos de CogniFit a tus familiares.

Confirma que deseas acceder a entrenamientos y evaluaciones cognitivas para los participantes de un estudio de investigación.Vas a crear una cuenta de investigación. Esta cuenta está especialmente diseñada para ayudar a los investigadores con sus estudios en las áreas cognitivas.

Confirma que deseas acceder a entrenamientos y evaluaciones cognitivas para tus alumnos.Vas a crear una cuenta de gestión de alumnos. Esta cuenta está diseñada para ayudar al diagnóstico e intervención de desórdenes cognitivos de niños y jóvenes estudiantes.

Para tu propio uso (a partir de 16 años)

loading

Al registrarte y usar CogniFit, aceptas que has leído, entendido, y que estás de acuerdo con las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad de CogniFit.

corporativelanding_LANDING-BREAKOUT-00_social_picture
  • Juega online a “Rompe perlas” y potencia tus habilidades cognitivas

  • Accede a este recurso científico de entrenamiento cerebral

  • Reta a tu cerebro y fortalece su potencial adaptativo con este juego mental

loading

Juego mental “Rompe perlas”: ¿En qué consiste?

Rompe perlas es un juego de entrenamiento cerebral. Para avanzar en el juego, tendremos que desplazar la plataforma para dirigir la pelota de manera que termine rompiendo todos los ladrillos. No obstante, según aumente el nivel de complejidad de este juego de entrenamiento mental, las exigencias cognitivas serán mayores.

La dificultad de este juego mental se va adaptando a medida que vamos entrenando. Rompe perlas es un recurso científico diseñado para medir continuamente nuestro desempeño y regular de manera automática la complejidad de las tareas, optimizando así nuestro entrenamiento cognitivo. El juego mental Rompe perlas ha sido perfeccionado para que niños, adultos y mayores entrenen y estimulen capacidades cognitivas esenciales.

¿Cómo mejora el juego mental “Rompe perlas” mis habilidades cognitivas?

Se ha demostrado que la práctica de los ejercicios clínicos de estimulación cerebral de CogniFit permite activar y fortalecer las capacidades cognitivas mediante la plasticidad cerebral.

Al entrenar el cerebro con juegos mentales como Rompe perlas se estimula un determinado patrón de activación neuronal. La repetición de ese patrón a través del entrenamiento puede ayudar a fomentar la creación de nuevas sinapsis y circuitos neuronales capaces de reorganizar y recuperar funciones cognitivas más débiles o dañadas.

El juego mental de Rompe perlas, ha sido concebido para estimular el potencial adaptativo del sistema nervioso y ayudar al cerebro a reponerse de alteraciones estructurales, trastornos o lesiones donde se ven afectadas nuestras capacidades cognitivas. Este juego está indicado para cualquier persona que busque poner a prueba y mejorar sus destrezas cognitivas.

1ª SEMANA

2ª SEMANA

3ª SEMANA

Conexiones Neuronales CogniFit

Proyección gráfica orientativa de las redes neuronales después de 3 semanas.

¿Qué habilidades cognitivas puedo mejorar con el juego mental “Rompe perlas”?

Las habilidades cognitivas que estimulamos con este juego para entrenar la mente son:

  • Atención focalizada:En el juego de entrenamiento cerebral Rompe perlas, debemos ser capaces de detectar cada uno de los estímulos para romperlos con la bola, de modo que haremos uso de nuestra atención focalizada. Al entrenar con Rompe perlas, es posible estimular esta capacidad cognitiva. Mejorar nuestra atención focalizada puede ayudarnos a centrar nuestra atención en los estímulos que nos rodean. Empleamos esta habilidad cognitiva a diario a la hora de detectar la presencia de coches o de carteles de gasolinera cuando vamos por la carretera.
  • Atención dividida:En determinados momentos del juego, debemos atender a más de un estímulo (varias bolas a la vez, o una sola bola mientras se aproxima una mejora). Esto depende de nuestra atención dividida y, al entrenar con Rompe perlas, es posible fortalecer esta capacidad. Favorecer nuestra atención dividida nos permite realizar dos actividades distintas simultáneamente. Un buen ejemplo de cuándo empleamos esta capacidad cognitiva sería cuando tenemos que cuidar de varios niños a la vez.
  • Coordinación ojo-mano:Para evitar que caiga la bola, es necesario que movamos hábilmente el cursor, lo que requiere de nuestra coordinación óculo-motora. Esta capacidad puede ser entrenada mediante el juego mental Rompe perlas. Tener en buen estado nuestra coordinación óculo-motora es útil para realizar actividades que requieran de cierta destreza con nuestras manos, como podría ser por Internet con el ratón de nuestro ordenador.
  • Percepción espacial:Tendremos que identificar correctamente en qué parte del plano se encuentran los ladrillos y las bolas. Esto requiere de nuestra percepción espacial, que puede ser estimulada practicando este reto mental. Una mejor percepción espacial es muy importante para dar sentido a la mayoría de los estímulos que vemos. Esto es lo que ocurre durante la lectura, ya que el orden de las letras y el de las palabras resulta crucial para comprender el significado de las frases.
  • Velocidad de procesamiento:Para ser rápidos a la hora de interpretar hacia dónde va a dirigirse la bola tras chocar contra un estímulo, haremos uso de nuestra velocidad de procesamiento. Practicando Rompe perlas es posible fortalecer esta capacidad cognitiva. Entrenar nuestra velocidad de procesamiento mediante este ejercicio de estimulación cognitiva nos puede ayudar a resolver en menos tiempo tareas mentales compleja, como cuando tenemos que traducir mentalmente un texto a otro idioma.
  • Planificación:Es posible aplicar estrategias a la hora de decidir cuál es el mejor sitio por el que empezar a romper los estímulos, o qué mejoras recoger y cuáles es mejor dejar pasar, dada una situación concreta. Por esto, cuanto más practiquemos y nos esforcemos con este juego mental, más estimularemos nuestra planificación. Fortalecer esta capacidad cognitiva es esencial para organizarnos eficientemente, como cuando planificamos nuestro estudio o la jornada labora.
  • Estimación:Es necesario que calculemos las distancias y velocidades de la bola y cómo va a reaccionar ésta al chocar contra los estímulos. De esta forma, es posible estimular nuestra estimación a través de este reto mental. Un mal estado de esta capacidad cognitiva nos impediría dar respuestas aproximadas a ciertos problemas cuando no tenemos una solución segura disponible. Empleamos esta habilidad cognitiva en nuestro día a día para acertar en una diana o para saber cuándo tenemos que frenar.
  • Monitorización:Hay que seguir el trayecto de la bola (o de las bolas) para evitar que caiga, asegurándonos de que estamos devolviéndola correctamente hacia el sitio que queremos para cumplir con nuestras estrategias. Con este ejercicio mental resulta posible reforzar nuestra monitorización. Mejorar esta capacidad cognitiva es importante para asegurarnos de que nuestros esfuerzos están aproximándose exitosamente a nuestro objetivo. Empleamos la monitorización cuando comprobamos que estamos actuando según lo previsto para cumplir, por ejemplo, nuestro horario de trabajo.
  • Inhibición:No es raro que la bola rebote de manera inesperada, lo que nos obligaría a dejar a medias nuestro plan de acción para posteriormente adaptarnos al nuevo trayecto de la bola. Practicar este entrenamiento mental permite favorecer nuestra inhibición. Contar con una buena inhibición es esencial para detener acciones automáticas o iniciadas, semejante a cuando debemos obviar distractores durante nuestra jornada laboral.
  • Flexibilidad cognitiva:Las estrategias que estemos implementando durante este juego de entrenamiento cognitivo pueden dejar de ser útiles con los cambios que producen algunos estímulos especiales, o cuando la bola sufre algún giro inesperado; por lo que, tras inhibir los planes establecidos, tendremos que adaptarnos a la nueva situación, para lo que utilizaremos nuestra flexibilidad cognitiva. El esfuerzo que realizamos al jugar a Rompe perlas puede ayudarnos a estimular esta capacidad cognitiva. Una buena flexibilidad cognitiva nos permite adaptarnos a los imprevistos y a los cambios que sufra nuestro plan inicial. Esta habilidad cognitiva es importante en nuestro día a día, pues es la que nos permite cambiar las ideas previas cuando incorporamos un nuevo aprendizaje o una información que choca con la que ya teníamos.
  • Tiempo de reacción:La mayoría del tiempo tendremos que ser rápidos a la hora de mover el cursor, si no queremos dejar caer la bola. Esto hace que un correcto entrenamiento con este entrenamiento mental pueda ser útil para mejorar nuestro tiempo de reacción. Por tanto, un tiempo de reacción apropiado puede ser beneficioso para dar una respuesta lo más inmediata a una demanda interna o del entorno. Resulta de gran importancia cuando estamos practicando algún deporte, pues la gran mayoría de éstos requieren de nuestros reflejos y dependen del tiempo que tardamos en dar una respuesta.

¿Qué pasa cuando no entreno mis capacidades cognitivas?

Nuestro cerebro está diseñado para ahorrar recursos, de modo que tiende a eliminar las conexiones que no se usan. De este modo, si no se emplea normalmente una habilidad cognitiva, el cerebro no aporta recursos para ese patrón de activación neuronal, por lo que se vuelve cada vez más débil. Esto nos vuelve menos hábiles para emplear dicha función cognitiva, haciéndonos menos eficaces en las actividades de nuestro día a día.

Escribe tu dirección de correo electrónico